ENCASTILLADA – Texto y pinturas: Marina Rodríguez Brià

No me extraña que siempre haya pintado castillos a diestro y siniestro, nací en Sant Vicenç de Castellet. Está entre Castellbell y Castellgalí, y el primer pueblo donde viví fue Callús (muy cerca de Castellnou de Bages y de la sierra de Castelltallat), cuyo nombre según una teoría podría venir de Castellúç, que significa Castillo pequeño o según una otra viene de la expresión Castrum Lucio, que significa Castillo de en Lucio.

En Sant Vicenç de Castellet, desde mi habitación veía el castillo de Castellbell con el fondo de Montserrat y desde el comedor, la montaña de Castellet rematada con el santuario y la torre medieval.

Castillo pintado por Marina Rodríguez Brià
Castillo pintado por Marina Rodríguez Brià

De pequeña me gustaba mucho dibujar y me inventé un cuento para el cine Nic, Las seminitas, que iba de unas niñas que iban a un castillo misterioso donde se encontraban una especie de mujeres-bruja vestidas de color negro, con capucha, cuatro o cinco en un rellano de la escalera y sin boca, esta visión asustaba las niñas que huían por una noche llena de búhos y murciélagos. En Sant Vicenç de Castellet, desde mi habitación veía el castillo de Castellbell con el fondo de Montserrat y desde el comedor, la montaña de Castellet rematada con el santuario y la torre medieval.

Sin darme cuenta, de mayor escribí el cuento y letra de la cantata Castillo Cósmico después de un viaje a Vallderoures y de una visita a su castillo.

Pintura de Marina Rodríguez Brià
Marina Rodríguez Brià en un castillo

Cantata Castell Còsmic

Y ahora que pinto mucho y compulsivamente, no paran de salirme edificaciones con almenas y torreones.

¡Estoy "encastillada"!

 

 

Marina Rodríguez Brià

 

Castillos pintados por Marina Rodríguez Brià